Mes de luto para las artes paraguayas

 

La comunidad artística y cultural paraguaya está de luto. En el mes de julio nos han dejado seis exponentes de nuestras artes, excelentes personas y trabajadores incansables por la dignificación del trabajo artístico, en sus diferentes expresiones, y el realce de la cultura y la identidad paraguayas. La Secretaría Nacional de Cultura rinde un homenaje a estas inolvidables personas, en su página web.

Cirilo Fretes Castro

Cirilo Fretes Castro era instrumentista y compositor. Nació en Guarambaré en 1923. Ya pequeño empezó a ejecutar la trompeta, instrumento que le acompañaría durante su larga vida. Se destacó también en la ejecución del bandoneón. Estudió también guitarra, con el maestro Cayo Sila Godoy.

 

Durante su larga trayectoria formó parte de numerosas orquestas, entre las que se destacan la Orquesta Típica Vanguardia; Típica de Ramón Reyes; la orquesta de jazz de Athos Bernal; Orquesta de Florentín Giménez; la Orquesta Jazz Splendid; y la Orquesta Sinfónica de la Asociación de Músicos del Paraguay.

 

Fue propulsor de la formación de la Asociación de Músicos del Paraguay (AMP). En los últimos años fundó el Conservatorio de Música Gabino Bordón, en su Guarambaré natal.

 

Algunas de sus composiciones recordadas son: “Pueblo Yuty” (polca), “Ex-Combatientes” (canción épica), “Flor de mi ideal”, “A mi pueblo y amigos”, “Pyhare”, entre muchas otras.

 

El maestro Cirilo Fretes Franco era músico de las Fuerzas Armadas, contaba con el rango de suboficial mayor principal. Falleció el 18 de julio pasado, a los 89 años de edad.

 

 

Margarita Pildayn

En la madrugada del pasado martes 24 de junio, falleció la cantante Margarita Pildayn, a la edad de 72 años. Pildayn había sido parte del conjunto folclórico Perurima. Nacida en la colonia Gaspar Rodríguez de Francia, de Puerto Elsa, Pildayn se dedicó al estudio de la música desde temprana edad. En la década del setenta empezó a grabar discos en Brasil y Argentina, trabajando con los maestros Carlos Nelson Safuán y Mauricio Cardozo Ocampo. En su vasta carrera, se presentó en escenarios de Argentina, Brasil, Ecuador, China y Japón.

 

Es autora de canciones infantiles y guaranias como: Cuando la  noche se va, Junto a mi corazón, Puerto Elsa, Al saberte mío y otras.

 

Celso Bazán

El maestro Celso Bazán falleció en la madrugada del viernes 27 de julio pasado, tenía 56 años. Había creado la Escuela de Música Herminio Giménez, hace 40 años, en la ciudad de Itá, de donde era oriundo, a través de la cual formó a incontables músicos que hoy son profesionales en diferentes orquestas y grupos corales y Asunción y otras localidades. En su escuela, se formaron no sólo instrumentistas, sino también bailarines, además de ser apoyo a la educación escolar básica de la comunidad.

 

Celso Bazán fue también fundador de la Fundación Amigos de la Cultura de Itá.

 

Emilio Pérez Chávez

Poeta, narrador, dramaturgo, ensayista y crítico literario, Emilio Pérez Chávez, “Emilito”, fue una mente lúcida en el quehacer intelectual paraguayo de los últimos años. Esto, sumado a su calidez humana, lo hizo una persona muy querida en el ambiente literario local.

Nacido en Asunción, en 1950, Emilito perteneció a la recordada “promoción del 70” de la Academia Literaria del colegio San José. Fue codirector de la revista Época y miembro del consejo editorial de la revista Criterio, ambas de importante función en el ambiente universitario e intelectual de aquellos años.

 

Desde el ámbito cultural, participó del Frente Universitario Independiente y formó parte del recordado Teatro Popular de Vanguardia.

Publicó un único libro de poesía, Fénix en el recuerdo, en el año 1976, pero nunca dejó la creación poética y la crítica literaria. Fue traducido a varias lenguas, entre ellas al inglés, portugués, francés y alemán.

 

Emilito nos dejó el pasado viernes 27 de julio a la madrugada, dejando un hueco en las letras y el criterio literario contemporáneo.

 

César Cataldo

Hijo de padres exiliados, César Cataldo nació en 1951 en Clorinda, Argentina, aunque a corta edad asumió la nacionalidad paraguaya. Desde joven se dedicó al estudio de la música, pasando por varios instrumentos: guitarra, piano, mandolina, percusión. Pero fue el arpa su compañera de creación, de talento y de vida.

 

En los años 70 integró movimiento del Nuevo Cancionero, y actuó con los conjuntos más emblemáticos de esta corriente: Sembrador, Juglares, Vocal Dos y Ñamandú, siendo con este último conjunto con el que es más identificado.

 

Compuso decenas de canciones, entre las que se destacan “Resurgir”, “Terere jere”, “El canto del Hombre”, “El señor del llanto”, entre otras.

 

En 1997 lanzó el disco Música paraguaya en Arpa y Orquesta. En los últimos 25 años se dedicó con esmero a la docencia, tanto del instrumento como de la música en general. En 2003 se integró al proyecto Sonidos de la Tierra.

 

Su última presentación fue el pasado 15 de julio, en la Plaza Uruguaya de Asunción, donde dirigió una orquesta de 356 arpas.

 

 

Beto Ayala

Nacido en la ciudad de Santa Rosa, Misiones, Carlos Alberto “Beto” Ayala vino a Asunción en la década de los ochenta. Estudió teatro en la Universidad Católica. Su labor artística fue amplia e incluyó, además del teatro, al cine, la radio y la televisión. Participó en numerosas obras teatrales, entre las que se destacan: “Yo el Supremo”, “El enemigo del pueblo”, “Cyrano”, entre otras.

En cine, tuvo participación en las películas “Miss Ameriguá”, “Felipe Canasto” y en “7 Cajas”, próxima a estrenarse. También formó parte del elenco de las series televisivas “La chuchi” y “González vs. Bonetti”.

Esta es el homenaje que la Secretaría Nacional de Cultura rinde a estos inolvidables artistas, en su página web:

 

http://www.cultura.gov.py/lang/es-es/2012/08/mes-de-luto-para-las-artes-paraguayas/